, ,

El placer es mío

Las vulvas no se nombran porque nuestro placer no se nombra, se roba, se oculta y se utiliza para vendérselo a otros. Para nosotras, recuperarlas es un acto político de libertad, placer y revolución urgente. Jesusa Ricoy Olariaga

 

Hace unos meses comencé a trabajar en un proyecto pictórico, donde de una forma casi abstracta representaba vulvas. Sentía la necesidad de generar un nuevo imaginario, alejado de las imágenes que suelen crearse de nuestros cuerpos, y concretamente de nuestros sexos.

Las vulvas son las grandes desconocidas, incluso para nosotras mismas. Tenemos una vulva «ahí abajo» como si fuera algo ajeno, extraño, invisible, innombrable. Nos han hecho desconfiar de nuestros cuerpos, de nuestras sensaciones, de nuestra intuición. Y amarse a una misma es muy revolucionario hoy en día.

Somos cuerpos sintientes, cíclicos y vivos, y como tales, nos definen formas sinuosas, orgánicas. ¿Cómo es una flor? ¿O una semilla? ¿Cómo es un fruto jugoso? ¿Acaso somos todos iguales como un vestido de la talla 38? Los cuerpos son únicos, las vulvas también.

 

En las vulvas, la vida desparrama toda su creatividad. Así surgen papayas dulces, u ostras saladas, puertas que se abren o túneles que se cierran. Pueden contener universos y océanos, expandirse y volar con alas de mariposa. ¡Tienen superpoderes!

Este libro pretende abrir el camino a la recuperación de nuestro placer y la conexión con nuestro cuerpo, a través de imágenes simbólicas de vulvas para colorear. El placer es nuestro. Reconquistémoslo.

El libro está editado por Bridge Books.

 

 

PRESENTACIONES

Alicante

23 de Noviembre a las 19:30 en librería Pynchon&Co  con la presencia de Natalia de Ancos

Barcelona

30 de Noviembre en la librería Pròleg con la presencia de Júlia Bertran

Murcia

21 de Diciembre a las 19:00h en Loft 113 con la presencia de Clara García y M Jose Carrillo

 

, , , ,

Entre libros, música, arte y vino…

exposición vulvas en Pynchon&Co alicante

Han pasado ya varios días desde que se inauguró una pequeña muestra de mi último proyecto VULVALOVE en la librería Pynchon&Co de Alicante. Un lugar de esos que te atrapan, que recuerdan a esas antiguas librerías donde reina el silencio pero con la modernidad de unos interiores muy bien escogidos. Ese sitio en el que los amantes de los libros nos quedaríamos a vivir leyendo.

Según me cuenta la gente de Pynchon, que son super majos, parece que a la gente le gusta la obra, que muchos pasan por la calle y se detienen para contemplarla e incluso entrar a verla de cerca. Eso es lo que me gusta del lugar, que mi obra, además de muy bien acompañada, está expuesta a miradas sensibles, y al mismo tiempo casi a pie de calle, pues a través los ventanales de la librería, mis VULVAS se exhiben lujuriosas o tímidas, según el espectador.

La inauguración fue un regalo en muchos sentidos. Un regalo tener a mi querida Raye Rose (Rachel) cantando con su preciosa voz y su presencia imponente. Porque Rachel es una mujer con una fuerza tal que no deja indiferente a nadie.

Un regalo también, que Sonia Motins viniera desde Castelló. Sonia es la directora de la Menuda Galeria, ubicada en la Bohemia, (que es un mundo a parte y merecen por derecho propio una entrada nueva en el blog, está pendiente).

Volviendo a Sonia, ella es la que va a comisariar mi exposición en la Menuda que se inaugura el 18 de Marzo. La conocí una semana antes cuando fui a la inauguración de la muestra de Monica Jover y desde el primer momento me hizo sentir como en casa (Al igual que Manu, Joan, Lluna, Enrique y toda la bella fauna bohemía).

Sonia no sólo vino a la inauguración de la expo, sino que vino a conocer mi universo: mi casa-taller, mi familia, mi recorrido, mi entorno, todo… porque Sonia es la persona que todo artista querría tener en su vida, para gestar conjuntamente una idea, darle alas y echar a volar. Porque en eso estamos, poniendo energía en lo mismo, trabajando codo con codo. Ella es un regalo en si misma, con su enorme talento y su profundo conocimiento del mundo del arte, con su capacidad de escucha y con sus acertadas propuestas que van hilvanando por ahora, lo que en unas semanas podréis degustar en Castellón.

Nosotras ya lo estamos disfrutando, pues un trabajo hecho así, con tanta pasión y esfuerzo, sólo puede salir bien.

Sonia me ha dejado entrar en la Menuda Galería por la puerta grande, dándome libertad total para crear y transformar el espacio. Yo que soy una artista-niña (por la falta de recorrido y por querer jugar, siempre) he visto los cielos abiertos para hacer locuras bellas que conmuevan o remuevan según la necesidad.

Porque con Sonia Motins de la mano todo parece un parque de atracciones de la vida, dejarse llevar, crear y disfrutar. Luego ella le dará ese trasfondo serio y riguroso, perfilando un texto crítico que será un goce leer, pues esta mujer es ante todo una artista, una artista de la pluma.

En la inauguración Sonia también se encargó de animarme para comentar un poco la obra, yo que soy (o era, ya no me acuerdo) algo tímida, me costó ponerme, pero luego agradecí la propuesta. Se estableció una bonita conversación en torno al arte, al feminismo y al cuerpo de la mujer -desde la mujer-. Gracias también a Miguel que como un buen maestro  que es, me animó  a charlar y participó activamente en el debate.

Y así, entre  conversación, libros, música, arte y vino se nos fue la tarde y para ponerle una guinda al pastel terminamos cenando con un grupo de amigos (que si quiero reunirlos  a todos no me sale tan bien).

Sonia y Marc, Esperanza y Juan Carlos, Miguel y Amelia, Sira, Rachel y Simone, Shaila y Justin, Raquel, Caroline, Sonia, Laura y Alex, Laura y muchos más. Todos vosotros con vuestra presencia y acompañamiento me hicisteis muy, muy feliz. A los que vinisteis, los que me disteis la sorpresa, los que os quedasteis hasta el final y los a los que os hubiera gustado estar. Gracias siempre.

,

Llorar, sangrar, dejar ir…

No soy yo persona de airear mi vida públicamente. La intimidad, para mi, tiene un valor importante e intento guardarme como tesoros las experiencias que me marcan profundamente. Sólo las comparto con personas que tienen en mi vida un especial valor y sé que disfrutan de escucharlas con el corazón.

Tampoco soy de escribir,  siempre me siento torpe ante las palabras, como un niño con un puzzle que le queda grande y que no sabe muy bien como encajar. Se me da mejor eso de trasmitir con el color, con una pincelada, un gesto…

Pero hoy estoy sangrando, y mi vientre dolorido quiere gritar. Un grito sordo que sube como un trueno por mi estómago y atravesando mi garganta enfurecido, se escapa entre mis labios y aterriza en cada tecla de mi ordenador.

No es un grito de tristeza, es un grito de despedida, un grito de amor incondicional. Al tiempo que mi útero se retuerce, llora, gime y acepta que la vida, por esta vez, no va a germinar.

Desde que decidí ser honesta conmigo y con los demás, mostrarme como tal ante la vida, sin máscaras, sin apariencias, como artista, como mujer… ¿Cómo mi vida no va reflejarse en mi obra? ¿Cómo un dolor no se va a ver?

¿Cómo seguir pintando sensuales vulvas llenas de placer, cuando la mía llora sangre por la pérdida?

La maternidad (siempre como opción escogida) es un camino de luces y sombras. Sombras que te atrapan, que te duelen, que te angustian, pero que nos muestran nuestro lado más luminoso y nos enseñan a brillar. Porque no habría luz sin oscuridad.

Por eso, cuando terminé el año sabiendo que volvería a ser madre, no pude más que agradecer a la vida esta nueva oportunidad de crecimiento imparable.

Y una vez que lo supe ¿Cómo detener el torbellino de emociones, proyectar momentos únicos y sentir cada día como crecía en mi interior un amor tan grande? ¿Cómo no ilusionarse, dejarse llevar por las expectativas, visualizar mi vientre pleno?

Todo lo que pudo haber sido y no será, pues mi vientre no albergó un bebé, sino una estrella fugaz.

Ahora estoy de duelo, pero no lloro,  ya me he despedido con agradecimiento. Ahora ya sólo sangro, y dejo caer gota a gota, como un árbol que pierde sus hojas para abonar la tierra fértil que volverá a dar sus frutos. Vida y muerte, luces y sombras. Una dualidad perpetúa que sólo se puede entender desde la aceptación y el amor.

Y en éste transitar, de la mano con mi compañero, reflejo de esperanzas, alegrías y tristezas, enseñándonos mutuamente a crecer (gracias por ser mi apoyo incondicional)

Y de nuevo, bellas mujeres que me acompañan, me dan la mano y me enseñan (con sus palabras, sus mimos, sus atenciones, su sabiduría) que no estoy sola, que somos tod@s parte de lo mismo. Gracias hermanas por arroparme con amor.

Y gracias infinitas a mi estrella fugaz por ofrecerme esta oportunidad de crecer.

Os lo devolveré todo pintado.

 

 

, , , ,

Placenta: proyecto colaborativo

placenta: proyecto colaborativo

PLACENTA: Órgano que desarrollan durante la gestación las hembras de los mamíferos, que consiste en una masa esponjosa, adherida al útero, y a través de la cual se establece el intercambio de oxígeno y sustancias nutritivas entre la madre y el embrión.

¿Te gusta o te gustaría tejer?

¿Eres o te sientes mujer y quieres participar en un proyecto artístico colaborativo?

¿Te interesan los debates en torno a la mujer y el feminismo?

Si has respondido que si a alguna de las anteriores preguntas, bienvenida y gracias por estar aquí! Estás invitada a participar y ser parte creativa de mi nuevo proyecto artístico: PLACENTA.

La participación es muy sencilla y no te llevará mucho tiempo ni esfuerzo.

Los pasos son los siguientes:

  1. Consigue un ovillo de hilo, cuerda, lana, cordel, etc… de color ROJO
  2. Teje una cadeneta con él, la longitud mínima será de 1 metro aproximadamente, no hay límite máximo. ¿No sabes como hacer una cadeneta? No te preocupes, es algo super sencillo, no necesitas ni aguja, puedes ver como se hace aquí, o aquí o aquí.
  3. Mientras tejes la cadeneta piensa en lo que te nutre, lo que te da energía desde una perspectiva emocional, aquello que te impulsa y te inspira.
  4. Descarga este documento e imprímelo, tendrás que rellenarlo con tu nombre y email, y tu respuesta a la pregunta ¿Qué es lo que te nutre? Puedes expresarlo como quieras, un pequeño texto, una frase, una palabra o un dibujo.
  5. Comparte con las mujeres de tu entorno y difunde el proyecto por redes sociales si te vibra y piensas que puede interesar a más mujeres. podéis hacer el envío conjunto en un mismo sobre.

Con todo el material realizaré una instalación y pieza artística que al igual que Tejiendo la Vida servirá como proyecto expositivo. 

Mi agradecimiento infinito por tu interés y tus ganas de participar!

*Si te surge alguna duda o pregunta, por favor, escríbeme un email. Te responderé a la mayor brevedad!

, , , ,

Nuevo año, nuevos proyectos

hilo rojo

 

Se inicia el año lleno de nuevo proyectos y oportunidades creativas. A nivel personal también hay cambios y novedades importantes, me siento en un momento especial y quiero aprovecharlo al máximo.

Tejiendo la Vida supuso para mí un proyecto super importante en mi carrera artística, impulsor de cosas maravillosas.  Lo mejor fue conocer a fantásticas mujeres que me arroparon y confiaron en mí para colaborar, de forma totalmente generosa, en él.

Descubrí algo que ya intuía antes, y que de alguna forma fue el motor del proyecto: hay un montón de energía que se mueve cuando actuamos juntos, cuando co-creamos, algo intangible y auténtico que se quedó impregnado en la obra final, que está implícito en ella.

Esa energía que ente todas las que participasteis (más de 500 mujeres entre 8 y 96 años) hizo que el proyecto viera la luz y haya estado expuesto en diferentes ciudades.

Han pasado ya casi tres años desde que lancé la propuesta y tantas mujeres maravillosas se sumaron a tejer la vida con alegría. Ahora siento que es el momento de iniciar un nuevo proyecto colaborativo, hecho por mujeres (en el más amplio sentido de la palabra).

En esta ocasión la propuesta es algo diferente, aunque se mueve con hilos similares al proyecto anterior, pretende investigar en relación a lo que nos nutre, lo que nos alimenta, lo que nos impulsa.

¿Te has parado alguna vez a pensar en ello? Nosotras, que tradicionalmente hemos tenido y seguimos teniendo el papel de madres y cuidadoras, las que damos alimento y vida ¿Qué es lo qué nos alimenta, lo qué nos nutre? ¿Qué nos inspira? Esta claro que a cada una nos mueve una cosa, cada persona es diferente y tiene diferentes necesidades pero me encantaría conocer tu punto de vista.

Si te parece un punto de partida interesante y quieres participar en una instalación colectiva, tejida con ilusión, no te pierdas las bases de como participar. Lo tienes todo explicado aquí.