, , , ,

Entre libros, música, arte y vino…

exposición vulvas en Pynchon&Co alicante

Han pasado ya varios días desde que se inauguró una pequeña muestra de mi último proyecto VULVALOVE en la librería Pynchon&Co de Alicante. Un lugar de esos que te atrapan, que recuerdan a esas antiguas librerías donde reina el silencio pero con la modernidad de unos interiores muy bien escogidos. Ese sitio en el que los amantes de los libros nos quedaríamos a vivir leyendo.

Según me cuenta la gente de Pynchon, que son super majos, parece que a la gente le gusta la obra, que muchos pasan por la calle y se detienen para contemplarla e incluso entrar a verla de cerca. Eso es lo que me gusta del lugar, que mi obra, además de muy bien acompañada, está expuesta a miradas sensibles, y al mismo tiempo casi a pie de calle, pues a través los ventanales de la librería, mis VULVAS se exhiben lujuriosas o tímidas, según el espectador.

La inauguración fue un regalo en muchos sentidos. Un regalo tener a mi querida Raye Rose (Rachel) cantando con su preciosa voz y su presencia imponente. Porque Rachel es una mujer con una fuerza tal que no deja indiferente a nadie.

Un regalo también, que Sonia Motins viniera desde Castelló. Sonia es la directora de la Menuda Galeria, ubicada en la Bohemia, (que es un mundo a parte y merecen por derecho propio una entrada nueva en el blog, está pendiente).

Volviendo a Sonia, ella es la que va a comisariar mi exposición en la Menuda que se inaugura el 18 de Marzo. La conocí una semana antes cuando fui a la inauguración de la muestra de Monica Jover y desde el primer momento me hizo sentir como en casa (Al igual que Manu, Joan, Lluna, Enrique y toda la bella fauna bohemía).

Sonia no sólo vino a la inauguración de la expo, sino que vino a conocer mi universo: mi casa-taller, mi familia, mi recorrido, mi entorno, todo… porque Sonia es la persona que todo artista querría tener en su vida, para gestar conjuntamente una idea, darle alas y echar a volar. Porque en eso estamos, poniendo energía en lo mismo, trabajando codo con codo. Ella es un regalo en si misma, con su enorme talento y su profundo conocimiento del mundo del arte, con su capacidad de escucha y con sus acertadas propuestas que van hilvanando por ahora, lo que en unas semanas podréis degustar en Castellón.

Nosotras ya lo estamos disfrutando, pues un trabajo hecho así, con tanta pasión y esfuerzo, sólo puede salir bien.

Sonia me ha dejado entrar en la Menuda Galería por la puerta grande, dándome libertad total para crear y transformar el espacio. Yo que soy una artista-niña (por la falta de recorrido y por querer jugar, siempre) he visto los cielos abiertos para hacer locuras bellas que conmuevan o remuevan según la necesidad.

Porque con Sonia Motins de la mano todo parece un parque de atracciones de la vida, dejarse llevar, crear y disfrutar. Luego ella le dará ese trasfondo serio y riguroso, perfilando un texto crítico que será un goce leer, pues esta mujer es ante todo una artista, una artista de la pluma.

En la inauguración Sonia también se encargó de animarme para comentar un poco la obra, yo que soy (o era, ya no me acuerdo) algo tímida, me costó ponerme, pero luego agradecí la propuesta. Se estableció una bonita conversación en torno al arte, al feminismo y al cuerpo de la mujer -desde la mujer-. Gracias también a Miguel que como un buen maestro  que es, me animó  a charlar y participó activamente en el debate.

Y así, entre  conversación, libros, música, arte y vino se nos fue la tarde y para ponerle una guinda al pastel terminamos cenando con un grupo de amigos (que si quiero reunirlos  a todos no me sale tan bien).

Sonia y Marc, Esperanza y Juan Carlos, Miguel y Amelia, Sira, Rachel y Simone, Shaila y Justin, Raquel, Caroline, Sonia, Laura y Alex, Laura y muchos más. Todos vosotros con vuestra presencia y acompañamiento me hicisteis muy, muy feliz. A los que vinisteis, los que me disteis la sorpresa, los que os quedasteis hasta el final y los a los que os hubiera gustado estar. Gracias siempre.