Vulvas en el Jardín

Exposición comisariada por Sonia Montins

Este proyecto combina haikus visuales y poemas, que se articulan bajo el concepto de fugacidad, de lo etéreo. Me interesaba sobretodo dotar a la pintura de un aspecto contemplativo. Las degradaciones tonales juegan un importante papel, siendo variaciones sutiles las que representan un instante preciso, como congelado en el tiempo. El proyecto esta conformado por pinturas de gran formato y haikus.

En ellos se explora, mediante la metáfora de los sakuras (cerezos en flor) la fugacidad de la vida y la fragilidad de la misma. Un pequeño poema de tres versos es la excusa para dejarse llevar por los colores cálidos de su correspondiente pintura. Como las flores del cerezo, instantes fugaces que se ofrecen al espectador en una dicotomía nacer-morir.